El Estado no tiene porqué ser aburrido ¡conoce a gov.co!

¿Sabes que es GOV.CO?

¿Sabes que es GOV.CO? Conócelo aquí

  • 26 de mayo de 2020 03:40:16 PM
  • ESP | ENG |
DNP

 DNP presentó a las autoridades locales la Política Nacional de Movilidad Urbana y Regional

22/05/2020 17:50

Bogotá, 22 de mayo de 2020. Las autoridades territoriales cuentan hoy con una herramienta indispensable para la planificación de estrategias y soluciones de movilidad: la Política Nacional de Movilidad Urbana y Regional (PNMUR), aprobada por el Consejo Nacional de Política Económica y Social (CONPES) el pasado 14 de abril.


Asi lo destacó el director del Departamento Nacional de Planeación (DNP), Luis Alberto Rodríguez, al saludar a los participantes del Primer Encuentro de Secretarios y Autoridades de Territorio y Movilidad, organizado de manera virtual por la Universidad Nacional de Colombia.

Tras referirse a la situación de emergencia que vive el país por el COVID-19 y los retos que esta situación le impone al país, Rodríguez recordó que además de dicha política, se cuenta con las estrategias y los lineamientos que en infraestructura, movilidad y territorio contiene el Plan Nacional de Desarrollo, los cuales deben seguir su implementación más allá de los retos que trae la pandemia.

Por su parte, Ximena Paola Cantor, subdirectora de Movilidad y Transporte Urbano del DNP, precisó que con la PNMUR las autoridades regionales disponen hoy de una hoja de ruta para la adopción de soluciones que beneficien a peatones, ciclistas, usuarios de vehículos motorizados y del transporte público tanto de pasajeros como de carga, entre otros.

Igualmente, los lineamientos definidos en la política facilitan la adopción de diversas respuestas por parte de las autoridades locales a problemas crecientes como la congestión vehicular, la siniestralidad vial y la contaminación ambiental.

Con el fin de impulsar la movilidad integral se debe reducir la congestión, por ello, se fortalecerán los sistemas inteligentes de transporte y se diseñará un plan de acción para disminuir la pérdida de tiempo en las entradas a las ciudades, a la vez que se priorizarán proyectos con un alto potencial para la movilización de usuarios.

Como complemento, se diseñarán acciones para mitigar los siniestros viales asociados a los estándares técnicos de los vehículos comercializados en el país; igualmente, se analizará el impacto de la penalización de conductas contra la seguridad vial.

En el tema institucional se trabajará en dos frentes. Por un lado, se reglamentarán los planes de movilidad, que hasta ahora solo han adoptado el 29% de los municipios; y, por otro, la Nación fortalecerá su apoyo técnico a partir de una metodología de alertas para el seguimiento de los procesos de cofinanciación de sistemas de transporte público, al igual que la articulación con buenas prácticas de gobernabilidad y modelos de gobierno corporativo.

Retos de la movilidad

Cuando en Colombia la tasa de crecimiento anual del parque automotor se sitúa en el 8,7% y el de las motos en el 11,8%, la formulación de política para el sector supone el cumplimiento de retos como los siguientes:

  • En transporte público: evitar que el uso del transporte público colectivo siga descendiendo. Actualmente a una tasa anual del 5%.
  • En siniestralidad vial: reducir el número de fallecidos en siniestros viales que en 2018 fue de 6.879; de estos, el 50% fueron conductores o pasajeros de motocicleta. 
  • En contaminación ambiental: disminuir las emisiones de los principales contaminantes que afectan la salud, ya que en Colombia el 80% del material particulado es producido por fuentes móviles.

Del total de las emisiones de gases efecto invernadero del modo carretero, el 76% proviene del tránsito de buses y camiones.

Logística y movilidad eléctrica

De otro lado el director de Infraestructura y Energía Sostenible del DNP, Jonathan David Bernal González, destacó la importancia de la Política Nacional Logística, aprobada en febrero de este año, al indicar que la adopción de las medidas de facilitación de comercio y de movilización de la carga de manera intermodal, se orientan a generar eficiencias significativas, porque reducen costos e impulsan la competitividad del país.

Por ejemplo, en el corredor de Bogotá a puertos del Caribe el costo de exportar un contenedor podrá bajar hasta un 50 %. Dicho ahorro será posible para los productos que se puedan transportar por el modo fluvial en combinación con el carretero, con un costo de 1.209 dólares frente a 2.451 dólares de los trasladados solo por carretera.

La reducción de costos en este corredor se complementa con la disminución de los tiempos logísticos en los procesos de comercio exterior. Si se utiliza el modo férreo y se aplican las medidas de facilitación del comercio, se prevén reducciones en costos cercanas al 23 %, mientras que a través de las 4G, los tiempos en esa ruta podrían aminorar hasta 6 horas.

Sobre los entornos urbanos precisó que tanto en el Plan Nacional de Desarrollo como en el documento CONPES de la Política Nacional de Movilidad Urbana y Regional se ratificó el compromiso de la Nación en la cofinanciación de los sistemas de transporte masivo y estratégicos. Además, especificó que mediante el artículo 100 de la Ley 1955 de 2019 se incorporó la posibilidad de cofinanciar flota de cero y bajas emisiones, costo que al sacarse de la tarifa técnica, la aliviará en un 30%, decisión que mejora las condiciones de operación de los sistemas.

Indicó sobre los vehículos eléctricos, que el país cuenta desde el año 2019 con la Ley de Movilidad Eléctrica (1964 de 2019) y la Estrategia Nacional del Movilidad Eléctrica (ENME), determinaciones que buscan acelerar su penetración en Colombia, disminuir las emisiones y usar de forma eficiente y racional la energía en el sector transporte. De acuerdo con el Registro Único Nacional de Tránsito (RUNT), a diciembre 2019, en el país estaban circulando 3.430 vehículos de este tipo.   

Bernal precisó que a partir de 2025 las ciudades que cuenten con sistemas de transporte masivo deberán cumplir una cuota del 10% de vehículos eléctricos en las incorporaciones y reemplazos, cupo que irá aumentando hasta llegar al 100% en 2035.

Actualmente el DNP, junto con el Ministerio de Transporte, entidades financieras y algunas territoriales, adelanta la estructuración de un fondo de sustitución de flota limpia, que permitirá agrupar recursos locales y nacionales para su compra, dado que entre 2021 y 2026 se deben renovar más de 5.800 vehículos de transporte público, que de ser cero emisiones implicarían tanto una inversión superior a los USD 2,2 billones, como una reducción de emisiones de CO2 cercana a los 5,1 millones de toneladas.

Finalmente, Jonathan David Bernal González señaló que el DNP hace parte de la mesa interinstitucional de transporte sostenible,  donde también participan de los ministerios de Energía, Transporte y Ambiente y la UPME, instancia que busca, de manera articulada, facilitar a los diferentes actores la implementación de políticas y proyectos que promuevan el transporte sostenible.

Imprimir Comparte esta publicación Compartir en Facebook Compartir en Twitter
ARCHIVO
Número de visitas: